Capadocia

3 al 5 de Julio de 2013. 40º. Sol, y mucho calor.

Un atasco, 10 personas más en la mini van que nos había recogido en la agencia de Sultanahmet, y 1 hora después, llegamos a la estación. Allí nos meten en una sala, con sofás, televisión, enchufes, y té incluido. Esperamos unos 15 minutos, y… ¡¡¡Viajeros al autobús!!!

Así comienza nuestro viaje a la Capadocia.

Mochilas al maletero, y para adentro. Nos esperan 12 maravillosas horas de practicar, lo que los chicos de “algo que recordar” han bautizado como busutra. Que sí, que podríamos haber ido, casi por el mismo precio, en avión, que tarda 1 hora, y habernos ahorrado el pedazo de viaje en bus, pero…, siempre hay un pero, a David no le gustan en demasía los aviones, así que siempre aplicamos el plan A, viajar por tierra. El plan B sería viajar en avión, y tan solo lo hemos usado una vez para ir de Nueva York a Niagara.

El autobús salió a las 8 de la tarde, y realizó dos paradas. La primera sobre las 12 de la noche, y la segunda a las 5 de la mañana. De la primera me acuerdo, porque bajé al baño. De la segunda, recuerdo a David grabándome con la cámara mientras me despertaba en medio de Turquía.

Y la última hora se hace eteeeeeerna, y empiezas a plantearte si de verdad estás llegando a la Capadocia, si en serio existen las chimeneas de hadas, o si te han engañado y estás en mitad del campo y ahí no hay ni piricuetos ni nada. Y entre tanta incredulidad, y como si apareciesen de la nada, ooooooh!!!! Ahí están las formaciones rocosas, y hay cientos de ellas. Sí, has llegado a la Capadocia, y sí, ha merecido la pena tantas horas de autobús.

_MG_0531

Dos noches fueron las que pasamos en la Capadocia, las dos en Goreme, ciudad base para los recorridos por la región. Elegimos dos hoteles diferentes, el primero The Dorm Cave by Travellers, con un precio de 45 euros la noche, en habitación triple, con desayuno incluido. Para mí, que duermo hasta en un palo y todo me parece aceptable y bien, me pareció de lujo. Una autentica pasada. ¡¡¡Con que poco me conformo!!!

_MG_0452

_MG_0444

La segunda noche la pasamos en el Hotel Dolunay, el precio igual que el primero. 45 euros la noche en habitación triple y con desayuno incluido. En este caso el hotel está algo más retirado del centro que el primero, pero es ideal para recorrer los valles, y además, cuenta con una piscina, que en días calurosos, como los que nosotros tuvimos, es estupendo.

¿Y que hicimos estos 2 días y medio en Capadocia?

Relajarnos y disfrutar sin prisa.

Patear mucho, subiendo y bajando peñas.

_MG_0935

_MG_0897

Hacer rutas por valles de película y muy alejados de parecer reales.

_MG_0594

_MG_0639

Descubrir una ciudad preciosa como es Uchistar

Despertarnos para ver un espectáculo donde se mezcla la naturaleza y la mano del hombre, todo en uno en una preciosa instantánea.

_MG_0838

_MG_0828

Disfrutar del atardecer, y del cambio de colores que se produce en la piedra

_MG_1085

_MG_0733

Caminar y caminar para encontrarnos con antiguas casas abandonadas y excavadas en la piedra.

_MG_0909
_MG_0918

Y por supuesto…

Disfrutar de la deliciosa comida turca. Probamos todo lo que pudimos, y más. Nos encanta probar la gastronomía de un país, en la medida que nuestro bolsillo lo permita. Turquía era bastante barata y nos ofrecía una gastronomía de lo más variada, así que no podíamos irnos de allí sin probar los meces, el köfte el pide, los diferentes panes turcos, que los hay de todas las formas, tamaños y colores, el Testy Kebab, los manty con salsa de yogurt, los kebab y los batidos de frutas.

IMG_1035

IMG_1623

IMG_1626

_MG_0784

IMG_1050

_MG_0952

Os puedo recomendar un par de sitios en Goreme, donde nosotros comimos y nos quedamos muy satisfechos por el precio y la calidad de la comida: Anatolia Kitchen y Old Capadoccia Café & Restaurant.

_MG_0764

_MG_0984

Y si estáis cansados de las pateadas que en la Capadocia te puedes dar, nuestra recomendación es un buen rato de relax en el Coffedocia. Está situado en el centro de la ciudad, y su jardín es una delicia para descansar.

IMG_1634

Y este fue nuestro viaje a Turquía en el verano de 2013. Entre Estambul y Capadocia se pasó una semana que nos dejó con unas ganas increíbles de volver al país a descubrir muchas más cosas.

Mafi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s