París

5-7 de Enero de 2013. 3-7º. Mucho frío y niebla.

Parece que se está convirtiendo en una tradición que llegado Reyes nos vayamos de escapada con nuestros amigos hasta algún punto de Europa.
Que en este caso le tocase el turno a París creo que fue más azar que otra cosa. La historia es bastante larga, pero os la resumiré en que tras una cancelación de vuelo a Nápoles, la ciudad que habíamos elegido originariamente, un cambio de horario en nuestra segunda elección que era ir a Roma, como veis persistíamos en el intento de ir a Italia, pero finalmente, los mejores horarios y la ciudad que la mayoría no conocía era París, esa ciudad tan maravillosa que tuvimos el placer de visitar hace 3 años en verano David y yo.
Sin duda, regresar a “la ciudad de la luz” en invierno me causaba una gran emoción y muchas ganas de redescubrir algunos de sus rincones.

_MG_8273

Día 1. 5 de Enero de 2013

A primerísima hora de la mañana estábamos los 6 viajeros en el aeropuerto de Madrid -Barajas, esperando para embarcar en nuestro vuelo operado por Easyjet.
Puntuales despegamos, y tras un vuelo muy tranquilo llegamos al aeropuerto de París Charles de Gaulle.
Para desplazarnos hasta la ciudad, decidimos coger el RER B, que tras pagar 9,50 euros por persona, nos dejó en la Gare du Nord.
Desde allí, teníamos que coger el metro para llegar hasta nuestro alojamiento, pero estaba tan lleno de gente que decidimos irnos caminando.

_MG_7870

_MG_7872

Nada más salir de la estación y volver a ver esos edificios parisinos, sentí una profunda alegría, y una bonita sensación de que el azar o el destino o lo que fuese, me hubiese vuelto a traer a esta maravillosa y preciosa ciudad.

_MG_7880

Llegamos hasta nuestro alojamiento, y aquí, como muchas veces cuento, haré un inciso. Alojarse en París no es del todo barato. Como muchos sabéis, adoro hacer Couchsurfing, aunque en esta ocasión no era la oportunidad más propicia ya que viajábamos en un grupo bastante grande. Así que teníamos que buscar un alojamiento que no fuese muy costoso y que estuviese bien ubicado. A pesar de que tras mucho buscar nos alojamos en el Hotel Bearnais, en Montmatre, una buenísima opción para alojaros en París, si viajáis en grupo, puede ser ir a un apartamento, la web Oh-París ofrece muy buenos precios para alquilar apartamentos como una alternativa a los hoteles.
Dejamos nuestras mochilas y nos fuimos a caminar por la ciudad, y a disfrutar del todavía ambiente navideño que quedaba en sus calles. Ya que estábamos en Montmartre, aprovechamos para caminar por el Boulevard de Clichy que estaba muy animado, hasta llegar al famoso Moulin Rouge.

_MG_7929

_MG_7950

Desde aquí fuimos hasta la Opera. Por el camino nos encontramos con la Iglesia de la Santa Trinidad de París, que está en una zona que nos gustó mucho, muy cercana a la famosísima Opera Garnier.

_MG_7981

Como siempre, el edificio de la Opera estaba precioso, y dejó maravillados a todo el grupo.

_MG_7998

Desde aquí la Plaza Vendome estaba muy cerca, así que allí fuimos a ver sus escaparates con precios no aptos para nuestros bolsillos.

_MG_8054

_MG_8030

Cruzando la plaza llegamos hasta el jardín de las Tullerías, sorprende la diferencia de verlo en verano a verlo en invierno. Todos y cada uno de sus arboles estaban pelados, pero la noria que hay en su entrada, en la Plaza de la Concordia, hacía que la imagen fuese preciosa.

_MG_8084

_MG_8104

La estampa que hay desde la Plaza de la Concordia de la Torre Eiffel es increíble, aunque la niebla tapase casi la mitad de la torre.

_MG_8116

Nuestros pasos se dirigían hasta la base de la torre, no sin antes pasear pegados al río Sena admirando todos y cada uno de sus puentes, sobretodo el de Alejandro III con los Invalidos de fondo.

_MG_8140

Es sorprendente la cantidad de puentes que cruzan el Sena a lo largo de toda París. En alguno de estos puentes pudimos disfrutar de ver como la niebla iba desapareciendo y daba paso a una preciosa imagen de la Torre Eiffel, y nos daba tregua para hacer unas bonitas fotos.

_MG_8159

_MG_8197

_MG_8203

Cada vez el tamaño de la torre se hacía más y más grande, hasta llegar a su base y ver las tremendas dimensiones que tiene.

_MG_8234

_MG_8240

_MG_8252

La admiramos por los cuatro costado, y caminamos todos los Campos de Marte, para admirar la preciosa imagen que hay desde el Monumento de la Paz.

_MG_8296

Nuestros cuerpos ya nos pedían un descanso, así que la decisión fue coger el metro cerca de la Academia Militar, hasta nuestro alojamiento.

Día 2. 6 de Enero de 2013

Nos despertamos el día de Reyes con la mejor sensación que se puede tener, estar de viaje. Es una maravilla, es un regalazo, es…lo mejor. El día de hoy, que era el primer domingo del mes, nos permitía entrar en la mayoría de monumentos de París gratuitamente. Así que nosotros aprovechamos esta oportunidad, y decidimos visitar en este día las torres de Notre Dame y la catedral, la Santa Capilla, la Concergerie, el Panteón, los jardines Luxemburgo, el Museo del Louvre, el Arco del Triunfo, y para terminar el día, ascender hasta el último piso de la Torre Eiffel.

_MG_7877

Como os he comentado, salvo la subida a la torre, el resto de atracciones y monumentos fueron de entrada gratuita. Así que podéis anotar esto si vuestra visita es entre Octubre y Marzo y os coincide con el primer domingo de mes.

_MG_8384

Muy temprano cogimos el metro en Anvers y desde allí fuimos hacia Notre Dame. La catedral abre a las 7:45 y las torres a las 10:00, así que visitamos primero su interior.

_MG_8306

_MG_8307

_MG_8338

Después de ver la iglesia por dentro, casi una hora antes de la apertura de sus torres, nos pusimos a hacer cola en la entrada, el motivo es que a las 9:45 la cola que había era impresionante, y menos mal que fuimos temprano, sino no se cuanto hubiésemos tardado en subir. Así que si tenéis intención de hacer esta visita, y ver las mejores e insuperables vistas de París, no dudéis en ir más de media hora antes de su apertura.
La ascensión se comienza en la Torre Norte, y a la mitad de la visita se pasa a la Torre Sur. Desde aquí, junto a las gárgolas, hay unas vistas magnificas, que te dejan embobado durante un buen rato.

_MG_8393

_MG_8388

_MG_8413

Desde aquí se puede visitar la Campana Emmanuele, que está en la torre sur, aunque en nuestro caso estaba en restauración así que no pudimos disfrutar de ella. Continuamos la ascensión, para completar los 422 escalones, y llegamos a lo más alto. Allí estuvimos unos 10 minutos viendo Paris a 360 grados.

_MG_8426

Bajamos de las torres, y nos dirigimos a nuestras siguientes visitas la Santa Capilla y La Congergerie. Por el camino encontramos un puesto de bocadillos y crepes, y aprovechamos para degustar un delicioso crepe de Nutella.

_MG_7904

_MG_8454

Estas dos visitas no llevan mucho tiempo, sobretodo la Santa Capilla, que es una visita no muy extensa pero que merece mucho la pena. Es impresionante ver las vidrieras y como la claridad que entra por cada uno de los cristales de colores, hace que en el interior se proyecte una bonita luz.

_MG_8466

_MG_8473

Salimos por el Palacio de Justicia y su impresionante puerta de reja, y nos dirigimos a la Concergerie, donde pudimos ver una gran exposición sobre castillos.

_MG_8457

_MG_8579

Nuestra siguiente visita tenía que ser el Museo del Louvre, pero viendo que nos podía dar tiempo a ver algo más, nos decidimos por acercarnos hasta el Panteón y los Jardines Luxemburgo. Por el camino pasamos por la Fuente Saint-Michel, y al igual que en la Fontana di Trevi yo en su día tiré una monedita y tres años después he vuelto a la ciudad, así que esta vez he tirado otra a ver si vuelvo de nuevo.

_MG_8492

_MG_8494

En el Panteón vimos de nuevo el Pendulo de Foucault y bajamos a la cripta para ver algunas de las tumbas de personalidades importantes como Marie y Pierre Curie, Braille, etc.

_MG_8518

_MG_8529

Los jardines Luxemburgo se encuentran muy cerca del Panteón, así que estuvimos dando una vuelta por ellos. Dentro de los jardines está el Palacio de Luxemburgo, que actualmente alberga el Senado francés, y justo en frente se encuentra la fuente de los Medici.

_MG_8546

_MG_8559

_MG_8568

Ya era la hora de comer, así que aprovechando que íbamos de camino al Museo del Louvre, comimos en un McDonalds. Por el camino fuimos bordeando el Sena, y viendo otros muchos de los puentes que cruzan el río.

_MG_8594

Llegamos al museo, y, al igual que nuestra primera vez, accedimos por el Centro Comercial que se encuentra bajo el Arco del Triunfo de Carrousel. Desde esta entrada encontraréis muchísima menos gente.

_MG_8679

En 10 minutos estábamos dentro del museo. Teníamos muy claro las cosas que queríamos ir a ver, ya que es un museo enorme y necesitaríamos varios días para verlo entero. Nuestros objetivos fueron la Victoria alada de Samotracia, la Venus de Milo, la Gioconda, y parte de la sección egipcia.

_MG_8630

_MG_8638

_MG_8665

_MG_8684

A pesar de que parezca poco, ver esto, con la cantidad de gente que había, nos llevó más de dos horas. Así que os recomiendo que tengáis claro que es lo que queréis ver dentro del museo, porque sino os podéis tirar horas y horas dando vuelvas de un lado a otro. Salimos del Louvre por la entrada que hay bajo la piramide, y ya estaba anocheciendo. Nuestra siguiente parada era el Arco del Triunfo, y en lugar de ir en metro, seguimos nuestro camino andando. Durante todo el viaje, podéis ver que hemos intentado usar lo menos posible el metro y el autobús, para poder disfrutar de la ciudad a pie.

_MG_8720

_MG_8726

Caminamos desde el Jardin de las Tullerías hasta el Arco del Triunfo, disfrutando de los mercadillos navideños que había en los Campos Elíseos y de todas las tiendas permanentes que en ellos hay.

_MG_8736

_MG_8746

Al llegar al Arco, subimos sus escaleras de caracol, y disfrutamos de la iluminación nocturna de toda París. Además, justo cuando estábamos arriba la Torre Eiffel comenzó a iluminarse con las bombillas que se encienden en ella cada hora durante 10 minutos, lo que hizo que la vista fuese aun más bonita.

_MG_8803

_MG_8751

Estuvimos más de media hora disfrutando allí arriba, hasta que vimos que se acercaba la hora de ir hacia la Torre Eiffel, ya que teníamos hora a las 21:30 para subir. Os recomiendo que adquiráis las entradas por internet, ya que es una comodidad llegar, pasar por la entrada habilitada para personas con reservas, y no esperar ni un minuto de cola.

_MG_8859

Como nosotros llegamos una hora antes, estuvimos disfrutando de la torre desde el Trocadero y nos fuimos a dar una vuelta y buscar donde cenar algo, ya que sabíamos que la visita de la torre terminaría tarde. Compramos algo de pan y embutido y nos preparamos unos bocadillos en un banco.

_MG_8837

_MG_8852

A la hora de la reserva estábamos en la entrada, accedimos y nos montamos en el ascensor que nos dejó en la segunda planta. Las vistas son una pasada, y eso que aún no habíamos llegado arriba.
La anterior vez que estuvimos en París no pudimos disfrutar del tercer piso, ya que debido al viento estaba cerrado. Pero esta vez nos quitamos la espinita y subimos a lo más alto. Fue increíble estar allí arriba.
Es cierto que de todos los sitios de París, para mi las mejores vistas están desde Notre Dame y el Arco del Triunfo, pero poder estar en lo más alto de la Torre Eiffel es una experiencia única, y si encima no hay que esperar cola y es la única entrada, 14 euros, que has pagado en todo el viaje, merece aun más la pena.

_MG_8888

_MG_8867

Estuvimos largo rato entre el tercer y el segundo piso, y sobre las 23:00 llegamos al hotel. Estábamos muy cansado ya que el día había sido muy largo.

Día 3. 7 de Enero de 2013

El festivo en España de Reyes, 6 de Enero, se había pasado a lunes, lo que hizo que nuestro viaje pudiese alargarse un poquito más. Estas horas que nos quedaban en el día de hoy, las dedicamos a caminar por Montmartre.

_MG_8919

Visitamos el Sagrado Corazón, y obtuvimos unas bonitas vistas de París desde la colina.

_MG_8955

_MG_8920

Y justo antes de comer, caminamos por la plaza de los pintores y el precioso barrio bohemio.

_MG_9001

_MG_8989

Montmartre es una de mis zonas preferidas de París, no os perdáis sus rincones.

_MG_9024

Y con esta vista durante la mañana, y un rico kebab en un puesto del barrio finalizó nuestro viaje.
Lo que viene después es lo mismo de todos los viajes, vuelta de nuevo al aeropuerto, embarque, vuelo tranquilo y vuelta a casa tras un increíble viaje.
París es una de mis ciudades favoritas de Europa. Su ambiente, sus calles, sus vistas y su luz, hace que sea una ciudad fascinante que merece la pena conocer.
Mafi.

Anuncios

2 Respuestas a “París

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s