Verona

11 de Julio de 2012. 31º. Sol

Nuestro viaje iba llegando poco a poco a su fin, tan solo nos quedaban dos paradas: Verona y Venecia.

_MG_3421

Salimos de Innsbruck, a la que prometimos volver algún día con más tiempo, y tomamos la carretera en dirección Verona.

El camino fue muy entretenido, y con unos paisajes de Las Dolomitas increíbles. Esa noche tendríamos que llegar hasta Schio, donde nuestro couchsurfer Don Giulio nos alojaría, así que teníamos toda la mañana y toda la tarde para recorrer Verona.

_MG_3415

Cuando llegamos, lo primero fue dejar el coche bien aparcado, y tras bajar de él…bofetada de calor. Era impresionante la que estaba cayendo desde primera hora de la mañana. Comenzamos nuestro recorrido entrando a la Piazza Bra, por el Corso Porta Nuova. Esta entrada a la plaza se hace a través de una puerta con arco doble, adornada con un reloj.

_MG_3439

La Plaza Bra es muy amplia, y tiene un color precioso. Está llena de turistas, vendedores, restaurantes, y el magnifico Arena de Verona, un anfiteatro romano conocido mundialmente por las obras de ópera que allí se representan.

IMG_3443

Nosotros no entramos al Arena, ya que no teníamos intención de entrar a ningún sitio, tan solo queríamos perdernos por la ciudad, y admirar sus calles, su gente y su vida.

_MG_3445

Rodeamos el Arena, y comenzamos a caminar en dirección hacia la casa de Julieta.
Siento romper el encanto y el romanticismo, pero no se sabe si realmente esta era la casa de los Capuleto, ya que tan solo es una leyenda, a raíz del conocimiento de que aquella casa perteneció a una familia de apellido Dal Cappello, mismo apellido que da nombre a la calle donde está la casa. Además, el balcón que podemos admirar se construyó en el siglo XX, así que más bien, este lugar es una leyenda creada a partir del relato de Shakespeare sobre Romeo y Julieta, los amantes de Verona.
Aun así, no deja de ser curioso visitar el lugar, y ver como las paredes están llenas de chicles con nombres de enamorados, ver a la gente subirse al balcón, y, ya que estamos, tocarle la teta a la estatua de Julieta que allí se encuentra.

_MG_3460

_MG_3468

Salimos del patio de la casa, y nos dirigimos a la Piazza delle Erbe, que se encuentra muy cerquita. Es una plaza que nos gustó mucho, porque estaba súper animada, con un mercadillo en el que se vendían todo tipo de souvenirs, y los edificios que la rodean tienen un aspecto antiguo y algo descuidado que le dan un aire muy bonito.

_MG_3485

Justo por detrás de esta Plaza, se encuentra la Piazza dei Signori, más conocida como la Piazza Dante, donde podemos encontrar varios edificios importantes a nivel histórico y artístico, como el Palazzo del Podesta o la Iglesia de Santa Maria Antica. Además, en el centro de la plaza se puede admirar una estatua construida en honor a Dante.

IMG_3567

Salimos de la plaza y nos dirigimos hacia el río, para pasear por el margen derecho y admirar desde allí la ciudad y el precioso Ponte Scaligero.

_MG_3519

_MG_3518

Nuestro destino era el Puente de Piedra, pero antes de llegar, dejamos el río a un lado, y decidimos volver a callejear, hasta que nos topamos con el Duomo di Verona. Allí nos sentamos frente a su fachada a descansar y disfrutar de un delicioso “gelato”.

_MG_3544

_MG_3509

Teníamos muy controlado el tiempo que nos quedaba en la ciudad, así que tras nuestro descanso, retomamos camino hacia el Puente de Piedra que estaba muy cerquita. Toda esta zona de Verona, más alejada del centro, nos gustó mucho, ya que había menos turismo y el paseo fue de lo más agradable. Desde el Puente de Piedra, podemos ver el lugar que ocupa el Teatro Romano de Verona.

_MG_3551

Regresamos hacia donde teníamos aparcado el coche, no sin antes hacer una última parada en el camino para ver las famosas Tumbas de Scaliger. Se trata de un impresionante monumento funerario gótico, ubicado al lado de la Piazza Dante, que antes estuvimos visitando.

_MG_3573

Ahora si que era hora de coger nuestro coche y marcharnos a Schio, donde Giulio nos esperaba. Schio es un pequeño pueblo del Veneto que nos encantó. Su tranquilidad, nuestro primer spritz, un anfitrión estupendo y una cena de cumpleaños para David, hicieron que nuestra corta estancia, fuese uno de los momentos del viaje que, a día de hoy, recordamos con más cariño.

IMG_1676

Y así terminó nuestro día, cenando en Loris, y cantándole a David su 26 cumpleaños, lejos de nuestra casa, de nuestros amigos y familia, pero en un ambiente y con unas personas que jamás olvidaremos. Nos fuimos a dormir a una hora no demasiado temprana, pero nos daba igual, aunque tuviésemos que madrugar para ir a devolver nuestro coche. El coche lo devolveríamos donde empezamos nuestro recorrido, en el aeropuerto Marco Polo, en la ciudad de Venecia, lugar que nos acogería durante 3 días para terminar de disfrutar nuestro viaje.

Mafi.

Anuncios

2 Respuestas a “Verona

  1. Pingback: Venecia | De Perdidos al Mundo·

  2. Pingback: Padua y Verona mucho más de lo esperado·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s