Mostar

14 y 15 de agosto de 2015. 20º. Sol

Tras 9 horas de viaje desde Kotor, desembarcamos en Mostar atardeciendo. Nos dirigimos a nuestro alojamiento, y comenzó la primera odisea del viaje. No sería la única.

El hostel elegido estaba cerca de la estación de autobuses y se llama Elja Guesthouse, 20 euros la noche en habitación doble con baño compartido. No os lo recomiendo debido a nuestra experiencia y la informalidad mostrada, aunque si queréis probar la experiencia, adelante, sois libres
Cuando conseguimos dar con el lugar, gracias a un hombre que nos vió dando vueltas, porque no tienen nada indicado, ni el nombre de la Guesthouse, ni nada que te haga pensar que es en ese portal, subimos las escaleras y nos encontramos con la dueña.
Al vernos se sorprendió. Según nuestra reserva todavía teníamos un plazo de media hora para poder hacer el check in, y cuando llegamos no teníamos habitación.
La cara de sopresa de la señora nos hizo pensar que sus excusas eran por la cagada que había cometido. Según ella no teníamos habitación porque Booking.com no le había mandado la confirmación de nuestra reserva y no le aparecía por ningún lado. Según yo, que soy libre de pensar lo que me da la gana, la “buena” señora decidió vender nuestra habitación, pensando que no llegaríamos, y darnos otra “solución” en la que todos iban a ganar. Menos nosotros, claro.
Nos dijo que no nos preocupásemos, que nos llevaba a otro hostel. Al llegar al otro, llamado Yellow submarine, no tenían plazas. Así que nos llevó a casa de una amiga suya, que alquila habitaciones.
Os juro que la imagen fue digna de película. Imaginar. Nosotros dos con nuestras mochilas, una señora bosnia gritando a voces el nombre de su amiga, y de unas escaleras sobre nosotros, bajan dos piernas venosas, con pinta de estar cansada, y no caminar mucho.
Ante nosotros la dueña de la habitación donde vamos a dormir. De película de terror, os lo prometo.
Nos enseña la habitación, que es más fea que el culo de un mandril, pero la verdad que nos vale. Tenemos dos camas cómodas, un wifi pocho, y un baño inservible. Pero eso no es culpa de la mujer, es culpa de los dos mugrientos que tenemos por vecinos. Porque sí, una persona que deja sus calzoncillos y su ropa llena de mierda en un baño compartido, y todo hasta el culo de roña, se le puede adjetivar como mugriento. Además de dejar la cocina con los platos sin fregar, y con el olor que ello conlleva, y más con el calor que hacía.
En fin, un cuchitril de los peores en los que nos hemos metido en nuestra vida, pero nos apañó la noche para descansar.

iphone_mafi_verano_1695

Dejamos nuestras cosas y nos fuimos a dar una vuelta por la ciudad de noche y a cenar.

Segunda mala experiencia en Bosnia, y solo llevamos unas horas.
Decidimos cenar algo, y vemos un lugar con buena pinta y a buen precio. El restaurante se llama M5.
Nos sentamos en una mesa y pedimos un par de Cevapcici, el plato típico de Bosnia, una ensalada, un botellín de agua y una cerveza.
Como en todos estos paises tienen la costumbre de beber el agua con gas, el hombre la abre y me la sirve, y cuando veo que tiene gas, que no me gusta y además, con mis problemas intestinales no me la puedo tomar, le pido que por favor me la cambie.
El hombre se puso como una furia. Empezó a golpear el botellín contra la mesa diciendome que eso era agua con gas. A todo esto, 0 de inglés, así que tratar de hacerle entender algo era imposible.
Le digo que sí, que ya se que es con gas, que me traiga una NO GAS. Total, que todo cabreado me la trae.
Cenamos. La comida está riquisima, y le pedimos la cuenta. Cuando nos trae la cuenta, solo nos cobra un agua, y después del espectáculo que ha montado, le pedimos que nos cobre las dos agua. Se queda con cara de poker, y por supuesto, le pagamos los 24 marcos (12 euros) a los que asciende la cuenta.
Salimos de allí muy descontentos con el trato, y con un objetivo muy claro, hacer llegar a la gente nuestra experiencia. No me parece justo que se trate así a ninguna persona. Si me he equivocado y no la he pedido sin gas, no hace falta tratarme así, y menos cuando no me he negado a pagar nada.
En fin, por muy buena que estuvise la comida, no volvería nunca, porque hay muchos más locales y restaurantes donde comer bien. Una vez más, si queréis probar la experiencia, sois libres de hacerlo.

iphone_mafi_verano_1689

Tras nuestras dos primeras malas experiencias en Mostar, decidimos no juzgar a la ciudad por ello, e ir a pasear por sus calles y descubrir sus rincones.
Mostar es una ciudad muy pequeña, que se recorre facilmente a pie.
Comenzamos el recorrido por la Marsala Tita. Está muy animada, llena de gente y locales de copas. Mucha vida en esta calle.

Desembocamos en el precioso mercado turco. Nos encanta. Sus calles empedradas, sus tiendas, y ese ambiente tan chulo que tienen estos mercados.

IMG_741714AUG2015 MOSTAR, BOSNIA

Desde aquí divisamos una de las más bonitas vistas del famoso puente de Mostar. Este puente tiene detrás una terrible historia, ya que fue bombardeado en 1993 durante la guerra.

IMG_742814AUG2015 MOSTAR, BOSNIA

Esta vista tan bonita, se localiza justo donde está el memorial Don`t Forget. Un trozo de piedra con esta inscripción pintada, y que recuerda los terribles sucesos que vivieron en Mostar.

IMG_742014AUG2015 MOSTAR, BOSNIA

Estamos bastante cansados después del día de autobús, la odisea con el alojamiento y la mala experiencia durante la cena. Decidimos irnos a descansar, y madrugar mucho al día siguiente para descubrir la ciudad, con poca gente, y antes de partir a Sarajevo.

15 de agosto de 2015

A las 5 de la mañana suena nuestro despertador. Tal y como está el baño, ni nos duchamos, ya lo haremos cuando lleguemos a Sarajevo. Después de haber pasado 48 horas sin ducharnos en un tren moldavo, hemos descubierto que no nos va a pasar nada.

Cargados con nuestras mochilas nos vamos a caminar por las calles de Mostar.
Decidimos hacer el mismo recorrido que el día anterior, solo que ahora no hay apenas gente, y se puede disfrutar mucho mejor.

IMG_744815AUG2015 MOSTAR Y SARAJEVO BOSNIA

Mostar tiene varias mezquitas, pero todas están cerradas, así que no podemos ni entrar a verlas, ni subir a ningún minarete, como era nuestra intención.

IMG_745215AUG2015 MOSTAR Y SARAJEVO BOSNIA

Caminamos por donde la noche anterior estuvimos. Que diferencia de estampa con unas horas de diferencia. Las tiendas están cerradas y apenas hay un puñado de personas desperdigadas por allí. Los gatos y perros campan a sus anchas, sin que nadie les moleste.

IMG_754615AUG2015 MOSTAR Y SARAJEVO BOSNIA

IMG_749015AUG2015 MOSTAR Y SARAJEVO BOSNIA

Volvemos a pasar en el memorial Don´t Forget, y disfrutamos de las vistas que hay desde allí.

IMG_747215AUG2015 MOSTAR Y SARAJEVO BOSNIA

Llegamos al puente, y observamos como corre el río Neretva por allí, y lo transparente que está. Nos percatamos que es el concurso de saltos de Redbull, y se nos ponen los pelos de puenta, solo de pensar en esa altura, y tirarte desde allí.

IMG_750815AUG2015 MOSTAR Y SARAJEVO BOSNIA

IMG_751115AUG2015 MOSTAR Y SARAJEVO BOSNIA

Cruzamos el puente, y continuamos el callejeo por todas esas calles empedradas.
Nos acompañan tres perros, que han decididos visitar la ciudad junto a nosotros. David bautiza a uno de ellos como Slatan, y pasamos un buen rato con ellos. Por toda la ciudad vemos heridas de guerra. Los pelos se ponen de punta al pensar en todo lo que tuvieron que pasar.

IMG_753815AUG2015 MOSTAR Y SARAJEVO BOSNIA

IMG_746915AUG2015 MOSTAR Y SARAJEVO BOSNIA

IMG_753115AUG2015 MOSTAR Y SARAJEVO BOSNIA

Regresamos cruzando el puente, y nos salimos de la Mostar histórica, para recorrer sus calles donde la gente vive, y donde están las mayores heridas de guerra.

IMG_751615AUG2015 MOSTAR Y SARAJEVO BOSNIA

IMG_754915AUG2015 MOSTAR Y SARAJEVO BOSNIA

Impresiona mucho. Los muros están llenos de balazos, casas derruidas, y grandes cementerios que recuerdan la atrocidad que causó la guerra.

IMG_758015AUG2015 MOSTAR Y SARAJEVO BOSNIA

IMG_755415AUG2015 MOSTAR Y SARAJEVO BOSNIA

IMG_759715AUG2015 MOSTAR Y SARAJEVO BOSNIA

Como no teníamos los billetes de autobús, ya que no sabíamos cuanto tiempo nos llevaría la visita de la ciudad, nos acercamos a la estación, y compramos para el próximo que hubiese. El bus costó 20 marcos (10 euros) por persona y duró 2 horas el trayecto. Nosotros cogimos el de las 9 de la mañana, y a las 11 de la mañana estábamos en Sarajevo.

Mafi.

Anuncios

3 Respuestas a “Mostar

  1. Recuerdo perfectamente la destrucción de ese puente. Ya estaba en la carrera y esa parte de la historia contemporánea la estudiábamos en la prensa, era impresionante y sobre todo era frustrante el que toda Europa mirara hacia otro lado. Es uno de mis destinos pendientes. Me ha encantado 🙂

    Me gusta

    • Es frustrante pensar eso, y muy impresionante ir ver como está todo aquello. Imagino que estudiarlo en directo debe ser muy impactante, te recomiendo la visita, sobretodo porque tu recuerdas muy bien esa época y la viviste muy de cerca con tus estudios. Un beso guapa, y mil gracias por pasarte por aquí. Estos días estoy metida en tu página todo el día jeje. Estoy a tope planificando Grecia jaja

      Me gusta

  2. Pingback: Sarajevo | De Perdidos al Mundo·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s